Dermocosmética ecológica selectiva

1 LIMPIEZA PURIFICANTE

Como sabes, vivimos rodeados de un sinfín de agentes tóxicos, contaminación y químicos que se acumulan sobre nuestro órgano más expuesto: la piel. Por eso antes que nada, tu ritual debe empezar por limpiar cuidadosa pero eficazmente tu rostro y cuello. Así prevendrás la acumulación de toxinas y darás tu primer paso hacia una piel más sana.

Si has elegido cuidarte de forma natural el primer beneficio que notarás es que estarás aligerando la concentración de tóxicos, ayudando a tu piel a estar libre de toxinas y aliviada. Con una piel limpia y calmada prevendrás que se irrite o inflame y con ello combatirás una de las claves de envejecimiento prematuro.

Te animamos a probar la textura espumosa y el aroma inconfundible de nuestro jabón facial refrescante. Este jabón rico en glicerina y aceites naturales elimina la suciedad y el maquillaje del día a día. Es delicado incluso en pieles sensibles proporcionando una limpieza equilibrada y nutritiva que no deshidrata tu piel. El extracto de jengibre es un conocido antiinflamatorio que te ayudará a mantener tu piel descongestionada y libre de irritación, dejando en tu rostro una agradable sensación de limpieza y frescor.


 

2 EXFOLIACIÓN ANTI-TOXINAS

¿Sabías que la contaminación ambiental y las células muertas se acumulan en nuestra piel y nuestros poros obstruyéndolos? Esta carga residual impide la respiración natural de tu piel, obligándola a un sobreesfuerzo que a la larga hará que pierda vitalidad y aumente el tamaño de tus poros.

Una exfoliación regular liberará a tu piel de esta contaminación, permitiéndole respirar y a despertar su capacidad de auto regeneración natural. Además, permitirás la penetración de activos hidratantes y nutritivos, por lo que lo que es el momento ideal para incorporar otros tratamientos que realices de forma puntual.

Te recomendamos que exfolies tu piel una o dos veces a la semana, teniendo como siempre en cuenta tu tipo de piel, la temporada y otros factores internos o externos. Nuestro exfoliante a base de huesos de albaricoque triturados ayuda a tu piel a renovarse de manera natural y ecológica. El extracto de limón ayudará a tu piel a recomponerse y la miel tiene un efecto calmante, perfecto como punto de equilibrio en este tratamiento.

 

3 TONIFICA CON VITAMINA C

Piensa en tu piel como en un ecosistema, llena de microorganismos que cumplen una doble función, como barrera física e inmunológica entre nuestro cuerpo y el resto del mundo. Como otros ecosistemas, tu piel necesita unas condiciones específicas para un óptimo funcionamiento, una de ellas es un pH adecuado.

Cuando limpiamos la piel para eliminar sus impurezas, el manto ácido de la piel se queda desprotegido y puede sentirse irritado. En este momento tu piel es vulnerable y no puede realizar sus funciones con normalidad. Antes de continuar con tu rutina de cuidado facial es importante que ayudes a tu piel a recuperar su pH equilibrado.

Nosotros apostamos por un tónico en base a hidrolato de azahar, que previene la inflamación de tu piel, la tonifica y la nutre. El ácido ascórbico o vitamina C es un antioxidante natural que ayudará a prevenir el envejecimiento prematuro de la piel.

 

4 REGENERA DE FORMA NATURAL

Tu piel está en un proceso de regeneración constante. Cada día la capa basal de tu epidermis genera nuevas células cutáneas, que van desplazándose hacia la zona más exterior de tu piel, conforme se van creando otras nuevas. Así tu piel siempre está viva, con células jóvenes. La velocidad con la que se generan nuevas células y la calidad de éstas baja con el paso de los años.

Unos hábitos de vida saludables, una buena nutrición y un cuidado regular de la piel ayudan a frenar la velocidad con la que nuestra piel pierde esta capacidad de auto regeneración. Además, la aportación de ciertos extractos que actúan directamente en los tejidos, estimula y mejora la calidad de su generación natural.

Te presentamos nuestro aceite rico en ácidos grasos esenciales oleicos y linoleicos, que penetran en las capas profundas de la piel y contribuyen a su regeneración natural. Nuestra fórmula incluye vitamina E, un poderoso antioxidante que contrarresta el cansancio del día a día en la piel. Aprovecha al máximo sus propiedades incluyéndolo en tu ritual nocturno, sincronizando así con el biorritmo natural de tu cuerpo.

 

5 HIDRATA EN PROFUNDIDAD

La hidratación es el paso más extendido en el cuidado facial. Y es que la necesidad de hidratar la piel se conoce desde hace miles de años. Una rutina constante de hidratación te ayudará a prevenir el envejecimiento prematuro, la pérdida de volumen y espesor de la piel, sequedad, falta de flexibilidad y brillo, aparición de arrugas, aumento del tamaño y apariencia de los poros...

Pero no todos los agentes hidratantes son iguales: la mayoría de cosméticos utilizan siliconas, parafinas y otros derivados del petróleo. Estos químicos tienen un efecto acumulativo en la piel y a largo plazo pueden afectar de forma negativa a tus tejidos.

Hemos creado para ti una hidratación equilibrada en líquidos y lípidos de alta calidad: nuestra crema hidratante combina aloe vera, glicerina de origen vegetal, aceites esenciales ecológicos, extractos de plantas medicinales y vitamina E. El resultado es una textura suave en pomada, que ayudará a calmar tu piel y cuya rápida absorción te sorprenderá, dejando tu piel suave, mate y profundamente hidratada.